lunes, 21 de abril de 2014

La estigmatización del mapuche y la creación del enemigo interno. Por Martín Correa

Hace ya unas semanas habló nuevamente el Premio Nacional de Historia, Sergio Villalobos. Sin embargo, y aunque haya levantado polvareda, no dijo ni hizo nada nuevo. Más allá de sus palabras  sobre el mapuche  y sus “defectos ancestrales”,  “que vivía relajadamente y entregado al alcohol”, lo grave del asunto es que busca -y a veces (aunque cada vez menos) lo logra- instalar en parte de la sociedad chilena la presencia de un enemigo interno, que hay que combatir y extirpar, que se niega a integrarse a la ‘civilización’, todos pasos previos a la persecución y a la represión, para poner ‘las cosas en su lugar’, para el triunfo sobre la ‘barbarie’.

Por Martín Correa C.

Lo grave es que sus conceptos caen en parte de la sociedad chilena que desconoce la existencia y vivir diario de un pueblo distinto al chileno, con idioma distinto, religión distinta, autoridades distintas, cosmovisión distinta y forma de relacionarse con la tierra distinta. Un pueblo distinto. Ahí, esa parte de la sociedad chilena, es un caldo de cultivo para el discurso de Villalobos. Desde niños estudian con la Historia de Chile de Villalobos, de grandes escuchan y leen sus diatribas. Peor aún, quien dice esas palabras lo hace con el halo de superioridad que le da el ser Premio Nacional de Historia.
Sin embargo, a no engañarse. No es primera vez que lo hace, y de seguro no será la última. A mediados de la década de 1990, con la construcción de la Central Ralco en el territorio pehuenche, el ex Presidente Frei tenía en sus manos el poder político y el poder económico, pero le faltaba el poder moral, la legitimidad para inundar tierras mapuches, y es ahí cuando ‘presta sus servicios’ el recién nombrado (en 1992) Premio Nacional de Historia Sergio Villalobos. Ante la oposición de las familias pehuenches a la construcción de la megacentral en sus tierras, señala que éstos no son pehuenches, y que “no tienen comprensión de lo que está pasando. Actúan por impulso porque hay intereses políticos detrás. Ellos se basan en sus tradiciones orales pero no hay un trabajo científico y metodológico que permita sustentar lo que dicen”. Los pehuenches son desalojados de sus tierras ancestrales, su territorio inundado, la sociedad chilena no se escandaliza, la estigmatización ha dado resultado.
Luego, en el mes de agosto de 2012, y cuando se discutía el reconocimiento constitucional del pueblo mapuche, entre otros pueblos indígenas, Villalobos vociferaba: “Lo hallo absurdo, ¡porque son chilenos igual que todos!”,  para concluir señalando que todo era un problema creado por “el Partido Comunista, las tendencias de extrema izquierda, el populismo, los antropólogos, los políticos y los periodistas, que son fabricantes de noticias truculentas”. Sobran los comentarios. Las campañas del terror son de sobra conocidas.
Ahora bien, el ejercicio de la estigmatización del mapuche si ya no es nuevo en Villalobos, menos lo es en la historia de Chile.  Ya lo hizo Benjamín Vicuña Mackenna, quien en el año 1868 y desde su sitial de diputado, para esconder las atrocidades de la Ocupación Militar de la Araucanía y legitimar el despojo territorial bajo el disfraz de la ‘Pacificación’, aseguraba que el habitante ancestral era “Un bruto indomable, enemigo de la civilización, porque solo adora los vicios en que vive sumergido, la ociosidad, la embriaguez, la traición y todo ese conjunto de abominaciones que constituyen la vida salvaje.”
Qué lejos estaba de la imagen del primer escudo patrio, en que se ven 2 mapuches, lanzas en ristre, orgullo de la resistencia ante el invasor español; que cerca está, en cambio, de las actuales palabras de Villalobos.
También como parte de la estrategia de estigmatización, en aquellos tiempos las editoriales de El Mercurio planteaban ideas calcadas a las que se exponen en la actualidad: “la razón de someter y exterminar a los indígenas, proviene del provecho y conveniencia pública que resultaría el apoderarse de los vastos y ricos territorios de la Araucanía, que tiene excelentes maderas de construcción, hermosos ríos navegables e inmensas y fértiles campiñas.” (24 de mayo de 1859)
Acto seguido, como hoy, venía la ‘campaña del terror. A través de un cuidadoso trabajo mediático, la prensa entregaba la imagen de un territorio acechado por vándalos, ultrajado una y otra vez por los ‘salvajes’, los enemigos internos’, y de los que eran víctimas campesinos y hacendados laboriosos y honrados, entregados a su suerte. El objetivo era infundir temor, difundir el terror, el sentimiento antimapuche:
“[Se ha] corrido el rumor de que una grande invasión de salvajes araucanos caía sobre la Plaza de Arauco. Las familias avecindadas en aquel departamento, abandonando sus hogares, los dueños de haciendas, los agricultores, tratando de proteger el producto de sus afanes, contra la voraz rapiña de los bárbaros; todos emigrando espantados buscaban el refugio y su salvación, atravesando el Bio Bio, para esparcirse por toda la República.” (El Correo del Sur, 10 de Noviembre de 1859)
“Los bárbaros de Arauco: Han vuelto otra vez los indios a comenzar sus depredaciones en los pueblos de la frontera. La provincia de Arauco es nuevamente amenazada por estos bárbaros y la inquietud y la alarma se han extendido en las poblaciones del sur.” (El Mercurio, 1 de Noviembre de 1860)
Infundido el terror ante la vecindad del bárbaro depredador y la necesidad de integrar el territorio a la soberanía de Chile, viene el paso siguiente:
“… dotar a nuestra frontera de la fuerza necesaria para imponer respeto a los indios y castigar sus tropelías y atrocidades… pues sólo con la fuerza pueden ser reducidos a la oposición y nunca soportarán libremente el yugo suave de la civilización.”
Todo ello, supuestamente, para el beneficio de la ‘nación toda’, subterfugio que en la actualidad se esconde bajo la máscara del ‘Proyecto País’, que no es más que crear las condiciones para la expansión de la colonización y de la oligarquía local, en ese entonces, y de las empresas transnacionales y el latifundio, hoy.
Poco más de un siglo después, la situación se repite. En los días previos al golpe militar, el 8 de agosto de 1973, el Diario Austral de Temuco titulaba:
“Amenaza de tomas en Cautín hace MCR. Una nueva escalada de de tomas tiene planeado el Movimiento Campesino Revolucionario, filial agraria del MIR, que ya ha cumplido en los años 1971 y 1972 una impune y desquiciada acción en la actividad agrícola en Cautín”.
Cumplido el objetivo golpista, el 1 de febrero de 1974, el mismo periódico, propiedad de la cadena El Mercurio, señalaba en sus páginas
“Junta Militar cumple: la tierra vuelve a poder de sus dueños. Ustedes saben el castigo que tienen quienes toman, roban o usurpan. Perfectamente podríamos haber venido acompañados de un pelotón oficial o de militares para echarlos a la calle. Sin embargo, hemos preferido el diálogo y el arreglo a la buena, conscientes de que ustedes como nosotros desean un mismo fin, cual es el progreso y la recuperación del país”.
Aquello se leía mientras la persecución, la muerte y la represión en el territorio mapuche era pan de cada día.
Ya con el fin de la dictadura, y cuando las organizaciones y comunidades mapuche deciden iniciar el proceso de recuperación de las tierras que les fueron usurpadas, en la portada del Diario La Segunda del 30 de Marzo de 1999, con grandes letras y a color, se lee: “CAMPO EXTREMISTA EN NAHUELBUTA. Carabineros de Malleco y Arauco trabajan para su desarticulación”. Dos semanas después, el 13 de Abril, en la penúltima página y en un recuadro mínimo, se señala, en el mismo diario: “Carabineros descarta presencia terrorista en Traiguén”. Ya se había dado la voz de alerta, ya se había integrado al subconsciente. El terror ya había sido sembrado, y la represión a las comunidades mapuche legitimada.
Años después, será el entonces Ministro Secretario General de la Presidencia José Antonio Viera Gallo, quien ante el alevoso asesinato por la espalda del joven mapuche Jaime Mendoza Collío por parte de carabineros, señale a El Mercurio el 14 de Agosto de 2009 “Si el carabinero no hubiera ido con todo el uniforme que le corresponde, podría haber muerto”, ya que había actuado en defensa propia frente al ataque del comunero mapuche muerto. Dicha situación fue desmentida días después por la propia Policía de Investigaciones (PDI), al establecer que los impactos encontrados en el chaleco antibalas del cabo Miguel Jara fueron disparados a 1 metro de distancia, de arriba hacia abajo y sobre una superficie de cemento, es decir, no en el campo, es decir, en la propia Comisaría de Carabineros. Jamás se escuchó aclaración alguna de parte del gobierno, ya se había instalado la idea del ‘mapuche terrorista’, ya había sido sentenciado por los medios sociales y las autoridades de turno.
Hoy, las palabras de Villalobos se insertan en un nuevo contexto, pero el objetivo sigue siendo el mismo: quitar credibilidad al mapuche y crear las condiciones subjetivas para que la sociedad chilena crea necesario y legítimo castigarlo. Ejemplos, nuevamente, hay por montones.
La prensa y el gobierno central, previo al actuar del tribunal, declararon la culpabilidad del machi Celestino Córdova, en un juicio plagado de irregularidades y en el que la defensa del machi ha señalado, contundentemente, que “no existen pruebas, solo indicios,  y que se ha dedicado todos los esfuerzos a castigar más que a investigar y a esclarecer los hechos.Los peritajes no determinaron su participación: no hay ADN que lo sitúe en la casa de los Luchsinger-Mackay; sus ropas no tenían residuos de hidrocarburos; tampoco se probó que la bala que lo hirió haya sido disparada por Werner Luchsinger; fue detenido a 2.400 metros del lugar de los hechos y no se encontraron restos de su sangre ni huellas de su calzado.
Por estos días también se verá en tribunales nuevamente el juicio al werken de la comunidad Wente Winkull Mapu, Daniel Melinao, imputado por la muerte del sargento de Carabineros, Hugo Albornoz, en un allanamiento realizado en su comunidad, y absuelto por el Tribunal Oral en Lo Penal de Angol, declarando su inocencia después de estar recluido casi un año en la cárcel de Angol. Las pruebas son contradictorias y hablan de la ausencia de Melinao en el lugar de los hechos y de que el carabinero recibió un impacto de bala de sus propios compañeros de armas, de ‘fuego amigo’. Por su parte, el fiscal a cargo de la investigación, Luis Chamorro, carga tras de sí 9 denuncias y solicitudes de inhabilidad presentadas por la Defensoría Regional, por ausencia de objetividad y falta de probidad en las investigaciones en contra de mapuches, múltiples denuncias por su participación en violentos allanamientos en las comunidades, e incluso el que al momento de postular a Fiscal Jefe de la Araucanía no sacó ningún voto, de 15, entre sus propios pares de la Corte de Apelaciones de Temuco. Todo aquello no importa, la persecución al dirigente mapuche debe concluir con éste en la cárcel, por ser mapuche.
Finalmente, hace unos días la Comunidad Autónoma de Temucuicui denunció el engaño del que fue objeto por el gobierno de Piñera y los funcionarios de CONADI, al aplazar una y otra vez el compromiso de compra de los predios que pertenecieron a sus ‘antiguos’ y en los cuales realizan una recuperación productiva, hasta que las anteriores autoridades dejaron sus cargos, sin cumplir con su palabra. Ante ello, los mapuche ingresaron a los predios exigiendo la devolución de las tierras ancestrales, la desmilitarización del territorio, y levantando casas en las tierras demandadas.
En este contexto se insertan las palabras de Villalobos. Su objetivo es, por lo tanto doble: el primero, el mismo de siempre: deslegitimar la demanda territorial y política mapuche ante la sociedad chilena y estigmatizar a los ancestrales habitantes; el segundo, que se hable de él. El primero es continuidad con el pasado; el segundo, el que se hable de Villalobos, es sin duda alguna lo menos importante.

[1] Historiador, coautor de “La reforma agraria y las tierras mapuche” (LOM, 2005) y “Las razones del illkun/enojo. Memoria, criminalización y despojo en el territorio mapuche de Malleco” (LOM, 2010), Premio Mejor Obra Literaria 2011 del Consejo Nacional del Libro y la Cultura.

intendente Francisco Huenchumilla visita a prisioneros políticos mapuche en huelga de hambre.

Wall Mapuche, lunes 21 de Abril de 2014, intendente Francisco Huenchumilla visita a prisioneros políticos mapuche en huelga de hambre.
Se ha informado por parte de los asesores de asunto indígena de la intendencia regional de la Araucanía, que efectivamente en el transcurso de la mañana del día de hoy lunes 21 de Abril de 2014, el intendente Francisco Huenchumilla visitara al interior de la cárcel de Angol a los Prisioneros Políticos mapuche que se encuentran hace 13 día en huelga de hambre.
Consultado sobre la visita del Intendente Francisco Huenchumilla a la cárcel de la ciudad de Angol, el Lonko de la Comunidad Autónoma Temucuicui Víctor Queipul Huaiquil señalo lo siguiente, de ser efectiva la visita del Intendente a la cárcel, esperamos que no sean solo maniobras políticas que pudiesen beneficiar a su gobierno, esta visita tiene que transformarse en soluciones inmediatas a las demandas y peticiones legitimas de nuestros hermanos encarcelado, de esta manera esperaremos atento los resultados de la visita y de esta manera observar si efectivamente el perdón que realizo en nombre del estado Chileno al pueblo mapuche es concreto, manifestó.

Noticias en desarrollo.

Por equipo de comunicación mapuche.


sábado, 5 de abril de 2014

Detienen a Werken Jaime Huenchullan en Victoria

En la ciudad de Victoria, hace pocos instantes, fue detenido el Werken Jaime Huenchullan, en el terminal de buses. Hasta el momento no se sabe la causa de la detención, sólo que ha sido trasladado a la Comisaría de Victoría. Nuestros Werken se están desplazando a dicho lugar para informarse de los antecedentes de este nuevo atropello hacia nuestra comunidad y en que condiciones se encuentra nuestro Peñi.
 ¡¡DIFUNDIR!!


martes, 18 de marzo de 2014

URGENTE, En violento allanamiento a comunidad Coñomil Epuleo Collico detienen a comunero Mapuche.

 
Un fuerte contingente policial realizo violento allanamiento alrededor de 14:30 hora al interior de la comunidad Coñomil Epuleo ubicada  a 5 kilómetros al interior de la comuna de Ercilla, fuerzas especiales de carabinero ingreso violentamente al hogar de la familia Huañaco , bajo amenazas y golpes procedieron a detener a Luis huañaco Huañaco  quien era intensamente buscado por la policía después que en el año 2013 fuera condenado a 5 años de cárcel un por supuesto atentado incendiario en contra de funcionario de la empresas MOVISTAR, junto a Mariano Llanca Toris y Carlos Manquel Toledos quienes se encuentran en prisión en la cárcel de Angol.
Tras el allanamiento resultaron gravemente heridos dos familiares, la primera de ella Luisa  huañaco que resulto con golpe en su rostro y cuerpo y Miguel Huañaco que fue amarado y golpeado en el suelo, según la información, por la gravedad de sus heridas  ambos comuneros tuvieron que ser trasladado hasta el CESFAM de la comuna de Ercilla, para ser atendidos.
Mientras tanto, el detenido Luis Huañaco, bajo fuertes medidas de seguridad fue llevado hasta la comisaria de la ciudad de Collipulli, lugar donde permanecerá hasta el día de mañana cuando sea llevado al Tribunal de Garantía de la mencionada ciudad para su control de la detención.

Consultado por este gigantesco allanamiento, el Werken de la comunidad José Curinao, señalo que repudiamos tajantemente este gigantesco atropello e incursión violenta a nuestra comunidad, denunciamos los graves maltratos del cual fueron objeto la familia donde realizaron este operativo policial, concluyo.

Perdón y Comisión de Esclarecimiento Histórico Mapuche.

Aucán Huilcamán y disculpas de Huenchumilla: “Esperamos que sea la Presidenta Michelle Bachelet la que pida perdón”

Según el histórico werkén del Consejo de Todas las Tierras, el “paso histórico” que dio el Intendente de La Araucanía, al pedir “perdón” al pueblo mapuche por el despojo de sus tierras, es una respuesta al exhorto al estado que realizó el año pasa
do la I Cumbre del Cerro Ñielol 2013, en donde “por primera vez las organizaciones Mapuche emplazamos al Estado de Chile a que pida perdón por los actos cometidos”. Sin embargo, para el ex candidato presidencial, la etapa que viene, en la que esperan conformar una comisión para solicitar indemnización por los perjuicios, será la más importante. Allí el rol de Bachelet será clave.

El miércoles pasado, el intendente de la Araucanía, Francisco Huenchumilla (DC), sorprendió al pedir perdón al pueblo mapuche, “por el despojo que el Estado hizo de sus tierras”, así como también “a los colonos y sus descendientes”, porque, según éste, “el Estado de Chile los trajo al lugar inadecuado en un momento inoportuno”. Las palabras, fueron dirigidas a dirigentes mapuches, en la lectura de la “carta de navegación” con que trabajará en el actual período presidencial.
Para Aucán Huilcamán, histórico werkén del Consejo de Todas las Tierras, ex candidato presidencial, y el rostro más reconocible de la lucha del pueblo mapuche, este es sólo un paso de lo trazado el 16 de enero del año pasado la I Cumbre del Cerro Ñielol 2013.
-El 16 de enero de 2013 fue adoptado el “Pacto por la Autodeterminación Mapuche, cumplimiento y aplicación de los Tratados y los derechos fundamentales”, en la primera cumbre por la autodeterminación mapuche. Es la primera vez en la historia de los planteamientos del movimiento mapuche, que se formuló de manera clara y precisa un exhorto al Estado chileno a que pida perdón, y como dice el mismo texto “no basta con el perdón, sino que tiene que haber reparación e indemnización por el daño causado”, tanto desde el punto de vista material, patrimonial, cultural, entre otros asuntos que comprende una reparación. Por tanto, quiero ser claro que cuando nosotros exhortamos al Estado de Chile a pedir perdón, es un perdón en materia de Derechos Humanos, porque hay también un perdón religioso. Por ejemplo, el Papa, con motivo a los 500 años de la llegada de los españoles a América, pidió perdón. Pero fue un perdón sin reparación, únicamente simbólico y de carácter moral. Ese no es el perdón que se adoptó en el cerro Ñielol.
Así, Huilcamán atribuye a esa instancia la solicitud de perdón que hizo Hunechumilla.
¿Qué buscan con esta exhortación, ya cumplida en parte por el intendente Huenchumilla?
-Lo que se busca en definitiva es la reparación, la indemnización al daño causado. Para eso, nos vamos a reunir en los próximos días y especialmente el martes 18 de este mes, en Temuco, para analizar el tercer paso. El primer paso fue la manifestación de exhorto que hicimos en la cumbre; el segundo, lo ha dado el Intendente, al pedir perdón como Intendencia regional, y en tercer lugar –lo que viene ahora- es plantear claramente la conformación de una comisión de esclarecimiento histórico. Esta comisión esclarecerá, luego vendrá un perdón de Estado, y en tercer lugar una reparación.
¿Este planteamiento se hizo llegar directamente al actual Intendente?
-Todos los que sabían lo que pasaba en el mes de enero de 2013 en la región, están plenamente informados. Este exhorto se lo hicimos al Presidente Piñera y él no tuvo la valentía de hacerlo. El Intendente Hunechimilla también, por supuesto, estuvo plenamente informado del exhorto.
Por lo tanto, ¿considera que el perdón que pide el Intendente es una respuesta a este emplazamiento?
-Claro, me parece muy apropiado que él haya tomado un punto relevante del movimiento mapuche, y por lo tanto lo felicito por haber tomado un punto que surge del legítimo movimiento mapuche. Ahora, lo que viene es la Comisión y ahí se lo vamos a plantear no sólo al intendente, sino que también a la Presidenta Bachelet. Pero pensamos que la comisión no debe ser solamente un exhorto mapuche, sino que un exhorto nacional. Vamos a invitar a mucha gente no mapuche para que se sume a ese exhorto.
¿En ese sentido, consideran que el perdón de Huenchumilla es un paso histórico para el movimiento mapuche?
-Es un paso significativo. Cuando se conforme la comisión y se adopten medidas reparatorias, verdaderamente vamos a estar frente a un acontecimiento histórico de mucha significación; que va a permitir saber lo que pasó verdaderamente en la pacificación de la Araucanía, porque Chile no lo conoce. En esto puede ocurrir exactamente lo que ocurrió con la demanda que puso Perú en La Haya. Para algunos, es un hecho muy lejano en el tiempo; sin embargo, el período en que surgieron los conflictos entre Perú y Chile es el mismo momento histórico en que el pueblo mapuche pierde sus territorios por la acción del Estado, por lo tanto, lo que ha sucedido con Chile y Perú en La Haya da cuenta de que lo que ha pasado en la historia puede ser un momento de cambio de relación, y eso es lo que buscamos conseguir con la comisión.
¿Y esto lo han hablado con Huenchumilla?
-No hemos conversado, porque la creación de la comisión es un tema que tiene que plantearlo directamente el mundo mapuche. Ese es un tema estrictamente mapuche. Pero la acción como tercer paso, que es lo que viene ahora, es la interpelación para conformar la comisión de esclarecimiento. El día martes vamos a definir cuándo vamos a hablar con el Intendente.
¿La idea es que el gobierno se sume a la comisión?
-No necesariamente, porque en esta comisión buscamos que se esclarezcan los hechos, y no que se politicen los hechos. Queremos que sea una comisión interdisciplinaria que establezca desde todo punto de vista la llegada del Estado chileno al territorio mapuche, y necesitamos especialistas; vamos a plantear que algún integrante de Naciones Unidas con experiencia en esclarecimiento histórico, también nos asesore. Por lo tanto, este no es un tema político, es un tema estrictamente de esclarecimiento de los hechos.
El viernes el vocero de gobierno, Álvaro Elizalde, respaldó al Intendente Huenchumilla, ¿Cómo evalúan la señal política que está dando la Presidenta respecto al trato que va a tener con el pueblo mapuche?
-En cuanto al perdón de Hunechumilla, preliminarmente me parece bien. Ahora, si ese perdón no se acompaña de una indemnización o reparación justa y equitativa en todo lo que ha sido la vida del pueblo mapuche, no es muy significativo. Por eso, la única manera para que no cada cual tenga su propia interpretación de estos hechos, es conformar la comisión, que planteará un estándar de lo que debe ser la reparación e indemnización.
Más allá de eso, ¿la señal política que da el gobierno es esperanzadora?
-Evidentemente sí es esperanzadora, entonces esto nos invita a nosotros como mapuches de dar el siguiente paso que es la comisión, y ahí vamos a ver si efectivamente hay voluntad real para resarcir, indemnizar justa y equitativamente.
¿En el gobierno anterior existió la posibilidad de la reparación?
-Evidentemente que no. En el mismo cerro Ñielol también hablamos de la autodeterminación, y el Presidente Piñera dijo que no estaba de acuerdo. Y no estar de acuerdo hoy día con el derecho de autodeterminación del pueblo mapuche, es no estar de acuerdo con el derecho más fundamental que tenemos. Y ese derecho no es un reclamo del Consejo de todas las tierras o de mi persona. Hoy día ese derecho es un derecho humano incluido en el artículo 3 de la declaración de Naciones Unidas sobre los pueblos indígenas. En definitiva, está incluida en el derecho internacional, que dice lo siguiente: “Los pueblos indígenas tienen derecho a la libre determinación, y en virtud de eso determinan libremente sus condiciones económica, social y cultural”. Entonces, cuando un Presidente está negando el derecho a la autodeterminación, está negando el derecho más fundamental de un pueblo.
¿Y Bachelet tampoco estuvo de acuerdo con la autodeterminación en su anterior gobierno?
-Ella nunca hizo referencia a eso, de hecho siempre lo omitió, aun cuando este derecho lo reivindicamos desde la era del Presidente Ricardo Lagos hacia adelante. Bachelet omitió, y esperamos que esta vez no lo omita. También hay preocupación por los asesinatos que hubo de comuneros, no hay expectativa del todo. No hay entusiasmo del todo, hay más preocupación de que no se repitan los hechos. Por eso entonces, si se constituyera una comisión de esclarecimiento histórico, y si en su mandato la Presidenta Bachelet concluye el trabajo de esa comisión, el primer punto es que ella pida perdón, incluidas las violaciones a los derechos humanos que se cometieron en su gobierno.
¿Dice que Bachelet debiera pedir perdón, por ejemplo, por la muerte de Matías Catrileo?
-En la comisión de esclarecimiento debiera incluirse ese perdón…Ahora, como no se han establecido los hechos de la pacificación de la Araucanía, cada cual tiene su propia versión de por qué los mapuches afirman tales o cuales derechos. Entonces, sólo cuando se esclarezcan los hechos y se entregue un informe a la Presidenta, con ese informe en mano tendrá que pedir perdón. Esperamos que sea la Presidenta Michelle Bachelet la que pida perdón, cuando anuncie las medidas reparatorias.
El Intendente dijo que iba a tener política de puertas abiertas, ¿eso qué significa para ustedes?
-Nos parece bien que tenga política de puertas abiertas. Ahora, lo más importante además de esa política, es que de parte del Estado, no sólo de la Intendencia, comience a manifestarse actos de buena fe, porque hasta el momento no ha habido actos de buena fe. Y eso lo señala el relator especial que el día 11 de marzo, hace dos días, en Ginebra, rindió informe de su visita a Chile sobre terrorismo y derechos humanos, y reitera que no ha habido acto de buena fe en Chile. Por lo tanto, cuando hablamos de actos de buena fe, no son de autoridades regionales: estamos hablando de jefe de Estado. De aquí en adelante esperamos además de las buenas intenciones del intendente, actos de buena fe. Y cuando exista ese acto, todos estaremos exhortados al diálogo.
El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, ha asegurado que no se va a volver a aplicar la Ley Antiterrorista en La Araucanía, ¿ese es un paso positivo hacia la de militarización o es sólo un cambio cosmético?
-Nle atributo un mérito a este gobierno en la no aplicación de la Ley Antiterrorista, porque en definitiva esa es una recomendación que han hecho todos los organismos de protección de derechos humanos de Naciones Unidas, desde el 2000 en adelante. Los relatores especiales, el comité sobre derecho civil y político, el pacto de derecho económico, social y cultural, y el propio relator sobre terrorismo y derechos humanos. Por lo tanto, yo entiendo ese anuncio como resultado de dos hechos: de la propia lucha mapuche, por un lado, y por la recomendación de la comunidad internacional. Pero no tiene nada de auténtico para este gobierno.
Respecto de la situación del machi Celestino Córdova, ¿esperan algún giro del gobierno en el caso?
-Este gobierno tiene que tomar dos pasos. En primer lugar, retirar al abogado querellante, el señor Hermosilla, porque es un perfecto ignorante de la cultura mapuche. Aquí estuvo ofendiendo a la cultura mapuche en su estadía de un mes en Temuco. Y en segundo lugar, no seguir haciéndose parte en el proceso que abrirá el recurso de nulidad que ha presentado la defensa. Si en el alegato de defensa que se va a dar en la Corte Suprema en los próximos días, el ministerio del Interior no es parte, será una señal significativa. El gobierno no tiene que tomar parte, tiene que excluirse procesalmente del proceso. Y ese es un buen signo. Si el gobierno no aparece en la próxima alegación de la Corte Suprema, ya es una señal consistente.
Sobre el debate constitucional, ¿esperan integrar alguna instancia con el gobierno en que puedan expresar su parecer a cómo se va a hacer el reconocimiento a los pueblos indígenas, considerado en la nueva constitución?
-Lo primero es que hoy día hay un decreto supremo adoptado a último minuto por el presidente Piñera, el número 66 sobre consulta indígena, que se deriva de la reglamentación de consulta del convenio 169 de la Organización Internacional del trabajo. Allí ese convenio tiene dos partes: Una de significación positiva, y la otra verdaderamente es inaceptable. La inaceptable es que el convenio establece la consulta indígena, en materia de invención, sin ninguna garantía ni mecanismo de control, excepto decir sí o no. Eso se va a pedir prontamente a la Presidenta que lo derogue.
¿O sea, van a pedir estar en la conformación de la ley que les dé reconocimiento constitucional?
-No sólo queremos estar. Hoy día el convenio 169 nos otorga el derecho a participar activa y efectivamente en todos los asuntos que nos afecten. Si mañana la Presidenta envía un proyecto de ley, tendrá que consultarnos primero el contenido, la naturaleza de ese proyecto de ley. Si alguien piensa enviar algún proyecto de Ley sólo por cumplir en 100 días, podría entrar en una colisión procesal, de alguna impugnación de nuestro lado.
¿Ustedes están por que la nueva constitución se haga por asamblea constituyente?
El pacto mapuche por la autodeterminación, que firma el documento de exhorto al perdón, no tiene como preferencia una asamblea constituyente, porque en definitiva los mapuches somos titulares al derecho de la libre autodeterminación, y la libre determinación no está supeditada a una asamblea constituyente de ningún tipo. El derecho de libre determinación nos da como titularidad de actuar cuando estemos en capacidad de hacerlo, por eso estamos trabajando fuertemente para conformar un autogobierno en el sur, y no está supeditado a una nueva constitución ni a una asamblea constituyente; porque el derecho internacional está como estándar más alto de la constitución política. Pero sí apoyamos a quienes reivindican una AC, de la misma manera que esperamos una misma solidaridad de quienes reivindican una AC cuando conformemos un auto gobierno.
¿Van a exigir que el gobierno termine con el Área de Desarrollo Indígena?
-El Consejo de Todas las Tierras ha planteado que el área de desarrollo indígena anula a las comunidades mapuches, y la experiencia demuestra que en ninguna parte en que ha habido área de desarrollo indígena ha sido útil. Simplemente sirven para hacer politiquería, para que el gobierno de turno tenga un control sobre las comunidades, pero no para hablar de derechos colectivos y autodeterminación. Área de desarrollo indígena significa colonialismo institucional, una mayor domesticación del pueblo indígena. Lamentablemente, según el programa de Bachelet, le quieren dar al área de desarrollo indígena un principio de autonomía, pero si así fuera, sería un alejamiento de lo que consiste el derecho de autodeterminación. Yo creo que este gobierno debe examinar verdaderamente y reconsiderar esa situación. El programa de los 100 días y el programa global de Bachelet en tema indígena no fue convenido con las organizaciones mapuches.
El Intendente hizo un llamado a los fiscales a no ser opinólogos y a ser más cautos, ¿eso es correcto?
-Yo creo que efectivamente los fiscales han actuado extralimitándose. Por ejemplo, aquí se ha formado prácticamente un clima de un carácter que va más allá de la persecución penal, en donde los fiscales emiten juicios que tiene carácter racial y discriminatorio. Principalmente el fiscal regional, ha sostenido que aquí hay un movimiento guerrillero, y si así fuera y él tiene la facultad de investigar y no lo hace, está actuando injuriosamente, creando un ambiente desmedido en la región, confrontacional. Y eso no es propio de un fiscal. Lo que ha dicho el Intendente Huenchumilla en relación a lo fiscales no está alejado en absoluto de la realidad.


martes, 11 de marzo de 2014

Comunicado Publico ANTE INICIO DE OCUPACIÓN DE PREDIO POR INCUMPLIMIENTO DE DEMANDA TERRITORIAL.

Comunicado Publico
ANTE INICIO DE OCUPACIÓN DE PREDIO POR INCUMPLIMIENTO DE DEMANDA TERRITORIAL.
La comunidad Mapuche Autónoma Temucuicui, ante el grave engaño del Estado Chileno mediante la administración del gobierno de Sebastián Piñera emitimos a la opinión pública local nacional lo siguiente.
1.     Queremos públicamente denunciar las falsas manipulaciones de la que fuimos objeto por parte del Gobierno de Sebastián Piñera, especialmente por funcionarios de CONADI, con quienes manteníamos conversaciones supuestamente serias en cuanto a dar respuesta a nuestras reivindicaciones Territoriales.

2.     De momentos que comenzaron estos acercamientos se nos informo que este Gobierno estaría dispuesto a dar solución a una parte de nuestras demandas consistente en 519 hectáreas, las que serian entregada a las comunidades Autónoma y Tradicional de Temucuicui, después de varias conversaciones y considerando que la reclamaciones de nuestra comunidad supera los 1500, se acepta que en una primera etapa fueran las 519 hectáreas señalada y ofrecida por el Estado Chileno y por las cuales ellos mantenían acuerdos de precios y ventas con los particulares y estarían todos en condiciones de ser entregados a las comunidades, solo solicitaban los acuerdos interno de los limites de ambas comunidades y todo lo prometido se realizaría ante que finalizara su Gobierno.

3.      El día de ayer lunes 10 de marzo de 2014, a un día del cambio de mando y de manera desesperada solicitan a los particulares a realizar firmas para las escrituras y posteriormente serian las comunidades las que también estamparían las firmas, pero vía telefónica el Director de CONADI Jorge Retamal, señala a la comunidad Autónoma que no fue posible llegar acuerdos con unos de los particulares, Luis Valenzuela dueños de los predios Hijuela MIRAMAR rol 355-13, SAN ANTONIO 355-31, predios que están dentro de nuestras demandas.

4.     Una vez más queda al descubierto las manipulaciones y mentiras con que el Estado chileno ha actuado históricamente con el Pueblo Mapuche, se han burlado de nuestra comunidad durante sus cuatro años de Gobierno, utilizaron la información de que todos los particulares estaban en condiciones de vender, para que nuestra comunidad esperara pasiva, por esta razón denunciamos enérgicamente el grave incumplimientos a nuestras demanda Territorial, el único interés que han demostrado estos Señores es mostrar ante la opinión pública que han tenido la capacidad de frenar el movimiento mapuche a través de sus engaños.

5.     Por las razones ante mencionada, nuestra comunidad de manera responsable señala que continuara ocupando todos los predios que están dentro de nuestra demandas territorial, y de manera efectiva hoy nuestra comunidad se dirigió a las casas del Señor Valenzuela y de todos sus trabajadores para INFORMARLE QUE DEBEN  abandonar estos predio puesto a que a partir de estos momentos ESTAN SIENDO OCUPADO y TRABAJADO por nuestra comunidad, por cuanto de manera decidida hemos iniciado la ocupación de estos predios, realizando distintos trabajados que van en directo beneficios nuestros.

Comunidad Autónoma Temucuicui.

Wall-mapuche Temucuicui martes 11 de marzo de 2014